Tema de reflexión para opositores

martes, 18 de septiembre de 2018

Hay principios que son más o menos inalterables, ideas fundacionales, preceptos, por ejemplo: la patria, el trato a los demás, los derechos humanos, la libertad y tantos otros. Todos estos se presentan con distintas formas y ésta produce, con su estética, determinadas emociones, simplificando: esto es bello o esto es feo.
La percepción de la estética va cambiando, lo que antes producía algo positivo al contemplarse, con el paso del tiempo, puede producir lo contrario.

El jamón del sándwich

martes, 11 de septiembre de 2018

El sistema mundial tiene diferentes problemas. Uno de ellos es la creciente clase media, o el ascenso social de las capas bajas hacia arriba. Esto implica un fuerte aumento del consumo de energías (gas, electricidad, petroleo, agua potable) que reduce drásticamente las posibilidades de distribución de las mismas, a menos que se inicie una fuerte apuesta en infraestructura, energías renovables, etc.
Para graficar solamente: es más fácil mantener la cantidad de energía que se genera para el consumo de cierta población que, invertir en mayores equipamientos para aumentar el número de beneficiados.

Argentinian

domingo, 26 de agosto de 2018

Por Mitomano Cerching (cazador de mitos)

Algo pasó y algo pasa, la corrupción, la problemática económica y la falta de claridad del futuro para muchos. Todo esto que está en la “superficie” tiene su significación para la conciencia de las personas, allí algo está pasando, algo se está constelando (reuniendo y orbitando). Un aporte seria dar señales a ese nivel, abrir el horizonte en suma, hoy cerrado.

Está posibilidad tiene múltiples implementaciones, una podría ser: que los que puedan proponer algo lo hagan, sin explicar, otra vez, lo que ya todos sabemos y sentimos. Hacen falta, por ejemplo, 10 ideas que estos personajes sostengan en lo inmediato y con un compromiso absoluto para el futuro. Ideas que den respuesta y salida al clamor actual, importa la crisis económica, pero mucho más, la falta de un horizonte.

Lo actual no lo resolverá una “cara”, lo harán propuestas y un compromiso inusual con ellas, si no se introducen modificaciones en la forma de llevar las políticas adelante, no se abrirá el futuro, no se alumbrará un nuevo mito (por lo menos en el campo político-social).

Ya existe una acumulación de frustraciones y fracasos en lo político que está exigiendo nuevos elementos y no simplemente cambios cosméticos. Quizás sea exagerado, pero hay ciertas equivalencias: en algún momento fue tal el hastío con las monarquías que se produjeron las revoluciones... En el futuro cercano hay que revolucionar las democracias formales, hay que dar mayor poder de decisión a la gente y mayor compromiso a los que gobiernan (los 3 poderes). De no encarase esto, más allá de las “banderas políticas”, estaremos repitiendo situaciones una y otra vez, como atrapados en el día de la marmota...

Cuando perder es evidencia de ganar

domingo, 19 de agosto de 2018


Ellos, Torque mamada y sus secuaces, retenían con fuerza las riendas que sujetaban al corcel del Tiempo, ya sus pies se deslizaban por el piso, arrastrados, mientras el brioso ejemplar clavaba sus vasos en la verde gramilla, yendo inevitablemente hacia adelante...La fuerza aplicada para detenerlo era la máxima y nacía de la desesperación, esa tensión que sólo se tiene en los últimos instantes ante lo inevitablemente perdido...”

Perspectiva de la realidad (puentes)

martes, 31 de julio de 2018

Qué puede Unir en éste momento histórico, qué puede tender puentes entre tantos puntos de vista parciales sobre un mismo objeto: la realidad.

Cada parte ve la realidad desde su perspectiva y lucha por sostenerla o por cambiarla. Así se está, plagados de intereses y enfoques.

Si uno se va “alejando” de una ciudad, ve que en el país pasa otro tanto, se retira un poco más y ve el mismo fenómeno en el continente y ya, alcanzando la máxima amplitud, se ve algo equivalente en el mundo.

Los nombres de los conflictos de intereses, varían: los hay territoriales, culturales, religiosos, económicos, generacionales, ideológicos, ecológicos, básicos o elementales, etc. muchos de ellos son atizados con violencias de distintos tipos.

El proceso de mundialización se está exponiendo a choques de intereses nuevos y multiplica las posibilidades, pero, también exacerba los conflictos.
En éste escenario, aumenta el número de gente que es afectada por las circunstancias y disminuye la proporción de los que son beneficiados. Hoy se vislumbra una acumulación de las riquezas del planeta en un porcentaje mínimo de sus habitantes, dejando a las grandes mayorías en distintos grados de carencias.

Ante éste hecho, alguien, podría preguntarse: cómo es posible que un 10 por ciento de la población mundial tenga más fortaleza que el 90 restante.
Más allá de las herramientas evidentes que son utilizadas para fragmentar toda oposición y atemorizar o reprimir cualquier cuestionamiento que se haga, hay un factor que al parecer es clave para éste avance.

Me refiero a la división de todo el colectivo que quiere mejorar las cosas, ésta división no es reciente, viene desde hace tiempo, tiene en sus intereses particulares, ideologías, pronósticos, análisis y propuestas sus divergencias. Mucho de todo ello, corresponde a un "mundo" que ya cambió.

Hay posturas que son “irreconciliables”, sobre todo, si se mira hacia atrás en la Historia. Esas grandes diferencias, expuestas ante lo que está sucediendo en el mundo y las tendencias a futuro, pueden resultar pequeñas o menores, si es que, se establecen prioridades comunes.
Es la visión del futuro un factor de unidad y la del pasado puede seguir dividiendo.

Paradójicamente, el 10 por ciento de la población mundial, aun con todas sus diferencias, conversan, acuerdan, actúan y de algún modo, se protegen y consolidan sus privilegios...
En estas gentes, se ven matices de lo que en la antigua Grecia llamaban “ética nobiliaria” (aquello de que sólo el noble tiene derecho a mandar, nunca el noble puede juzgar a uno de su propia clase, etc.)

Será difícil que una de las particularidades, se imponga de manera permanente, en tanto que no construya con una imagen de futuro y parece, que el futuro no será particular, será algo nuevo y de conjuntos que verdaderamente estén comunicados.

Seria necesario que nazca algún tipo de actitud conciliadora, que favorezca las convergencias en los puntos prioritarios para el bien común.
Cada particularidad tiene su respuesta, sin embargo la verdadera respuesta con futuro será la que busque: la unidad en la diversidad y alguien tiene que trabajar en ello...

Afirmarse en la propia particularidad es una tentación en un momento histórico donde todo “se mueve”, pero el futuro pasa por aquellos aspectos convergentes de la propia singularidad. Si para aquellos que hoy mandan en el mundo, el “pegamento” es el dinero y la rentabilidad...

La pregunta es: ¿Cuál será el elemento que una a la mayoritaria diversidad...?

La interioridad y los cambios

lunes, 23 de julio de 2018

Por alguna razón, la organización del “mundo” (política, deportiva, artística, científica, etc.) mutó hacia valores que priorizan la “transparencia”, “confiabilidad”, “eficacia”, “rentabilidad”, “seguridad”, “profesionalismo”, “articulación”, por citar algunos de los objetivos que se mencionan. Claramente oponiéndose a la gestión “amañada”, “lenta”, “corrupta”, “impresentable”, “mafiosa”, “deficiente”, “incapaz”, y otros matices con que se califican las formas anteriores de organización y manejo de los distintos estamentos.