El cometa halley

martes, 21 de febrero de 2017

El astrónomo, matemático y físico inglés, Edmund Halley (1656 a 1742) no fue quien lo descubrió, sí lo investigó y concluyó que, según los registros, el astro había aparecido antes de su tiempo y que había sido "retratado" por distintas culturas en diferentes tiempos. Afirmó que se trataba del mismo fenómeno y predijo su aparición en una fecha cierta: 50 años más allá de su época y calculó el período orbital del cometa por primera vez, asegurando que su regreso se daría cada 76 años (74 a 79 de oscilación).

Este astrónomo, igual que antes lo habían hecho otros, detectó “patrones”, ciclos y ritmos. Ya se conocían datos sobre los periodos de la luna, del sol y de tantas otras cosas. Muchas de estas intuiciones y visiones fueron traducidas gracias a los números, a las matemáticas, la geometría, etc. Maneras que permitieron operar con esas “leyes” y que, permitieron al ser humano comprender aspectos del universo. Saberes que ayudaron a captar un cierto “lenguaje de los dioses”. O para el sentir de otros, ir escribiendo las leyes de la ciencia.

Como fuere es extraordinario advertir que más allá de uno y de la época hay ciertos “patrones” o “principios” que actúan siempre aunque se ignoren o se dejen de ver. Si estos fenómenos están en estructura con todo el universo, no se puede subestimar su influencia en nuestra Tierra, del mismo modo que no subestimamos la influencia de las decisiones humanas en el actual estado de las cosas.
Dentro de estas posibilidades está la predicción de acontecimientos y el adelantarse a lo que podría suceder.

Siguiendo con el cometa, hay datos de su aparición desde el año 239 antes de nuestra era y su ultima visita fue en el año 1986. Es de esperar que nuevamente sea visto en el año 2061.

También, hay algunos registros que muestran como era interpretada su cercanía y aparición de acuerdo a la atmósfera propia de cada época. Estas valoraciones pasaron por consideraciones místicas, histeria colectiva, utilización tecnológica para estudiarlo, etc.

Así como se pueden atribuir influencias en las personas del viento permanente de algunas regiones o a la luna llena a otros, parece que la cercanía del cometa desata también ciertos impulsos.

Las épocas le dieron, mayoritariamente, algún signo a este evento, sin embargo cada ocasión fue coincidiendo con el desencadenamiento de importantes brotes de violencia en el planeta.

La lista de los años de observaciones del astro, comienza entonces, en el mencionado año 239 A.C. primer ocasión que se verifica su observación. Se incluyen en el listado algunos datos que muestran aleatoriamente distintos hechos de violencia.

239 a. C., 164 a. C. (no observado), 86 a. C., 11 a. C., 66, 141, 218, 295, 374, 451, 530, 607, 684, 760, 837, 912, 989 (sin claros registros), 1066 (Masacre de judíos a manos de musulmanes granadinos, posiblemente llegando a 4000 las víctimas), 1145, 1222, 1301, 1378, 1456, 1531, 1607, 1682, 1759, 1835 (En París, el rey Luis Felipe sufre un atentado con bomba del que sale ileso, pero en el que mueren 18 personas; En Argentina Asesinato de Juan Facundo Quiroga, conocido como "el Tigre de los Llanos", fue muerto de un tiro y su cuerpo fue luego tajeado y lanceado. Todos los miembros de la comitiva también fueron asesinados; 2500 mueren en la batalla de Mendigorría, España; revueltas en Cataluña contra el clero, matan a 67 eclesiásticos; Guerra entre Salaverry y Santa Cruz en Perú; Samuel Colt patenta el primer revólver de 5 disparos), 1910 (tensiones que entre varios países que llevan a la Primer guerra mundial), 1986 (el cartel de Medellín comete atentados con asesinatos notables; varios atentados de la ETA en España; un ex combatiente de Vietnam armado mata a muchas personas, luego es abatido por la policía, que a su vez asesina a personas inocentes; en Lima (Perú) un psicólogo asesina al supuesto “Descuartizador de Lima”, detenido en una comisaría; en Alexandra, barrio negro de Johannesburgo (Sudáfrica), la policía asesina a 19 ciudadanos de raza negra en la ciudad de Bengasi; Libia al menos 100 civiles mueren por el ataque estadounidense; en la central nuclear de Chernóbil, Ucrania se produce la mayor catástrofe nuclear de la historia; en el penal del Frontón en Lima (Perú), más de 350 presos de Sendero Luminoso mueren asesinados por las fuerzas militares encargadas de sofocar la rebelión).

Es de esperar que para el próximo 2061 (dentro de 44 años), esté desactivada, al menos en parte, la "bomba interna" de las personas que tantas veces hace explotar a otras y lleva en general a todas las violencias... Ojalá que la llegada del astro sea una fiesta en el sentido que cada cual le quiera atribuir.

Mientras tanto pidamos para que lo más primitivo que aun anida en el interior de los humanos y que es estimulado de tantas maneras en los tiempos que corren, sea superado por una humanización creciente.