Información y conocimiento

martes, 20 de enero de 2015

Me preguntaba cómo fue posible o podría serlo que se entre en periodos de la historia donde se deja de avanzar. Por ejemplo los primeros siglos de esta era en Europa…

Si consideramos a los procesos históricos como “mecánicos”, es decir, que son influidos por fuerzas extraordinarias y que con sus ciclos y ritmos van marcando o caracterizando momentos de diferenciación, complementación y síntesis de una manera espiralada, ascendente y en continuidad. Entonces qué puede llevar a que el proceso de la historia deje de ser -aparentemente- ascendente de una manera lineal e inevitable…

Advierto que se puede afectar la velocidad del tiempo histórico, es decir acelerar o enlentecer, cosa que si dependen de la acción humana, aunque esta se mantenga dentro de aquellos ciclos y ritmos inevitables en sí pero modificables en cuanto al signo o significado que el ser humano le va dando.

Hay un factor diferencial en todo esto de acelerar o enlentecer. Es el factor de acumulación histórico-social, elemento esencialmente humano. El tratamiento del pasado, en el sentido de la acumulación de experiencia histórica en los distintos campos, el acceso libre a esa acumulación de información y conocimiento son factores que a cada generación le operaran como “piso” o sustrato desde el que parten y se proyectan al mundo construyendo el futuro.

Debemos bregar por la disolución de los ghetos de conocimiento e información, debemos bregar por el correcto tratamiento de la historia, debemos bregar por un método que nos permita una comprensión equilibrada del pasado afirmándonos en el presente y orientándonos hacia la mejor dirección futura.